El vacío de la palabra

Cartel usado por Manuel y su colectivo para difundir una de sus actividades

Manuel es receloso con su poesía y por ello aún no se anima a publicar un libro. Por lo pronto su trabajo ha sido incluido en varias antologías y revistas impresas así como electrónicas. Manuel Vallejos nació en Santiago en 1985 y actualmente cursa el tercer año de Letras Hispánicas en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Lugar en el que conoció a Eduardo Farias junto a quien creó el proyecto editorial independiente “EDITORIAL PROBLEMA”… Hace parte además del colectivo audiovisual “PRODUKTO KOLECTIVO” con quienes adelanta un trabajo bien interesante en lo que respecta a la realización de documentales de poesía chilena.

Desde el 2005 Manuel anda organizando lecturas poéticas, en diferentes puntos de Santiago, a las que invita poetas de diversas generaciones -desde los 16 hasta los 30 años según nos cuenta en la video entrevista- para propiciar el encuentro y la retroalimentación de los poetas y sus trabajos. “Aguarrás” y “Cruzyficción” son los poemarios de su autoría, que aún permanecen inéditos, en los que actualmente trata de concretar la tarea de desmitificar a la poesía y al poema.

Nuestra querida Gladys Mendía quería entrevistar a Manuel en el Café Literario de Providencia, pero la lluvia –y una manifestación de los estudiantes liceistas- no les permitió más que llegar al parqueadero del centro cultural. La entrevista ha salido de 9 minutos con 25 segundos y en ella Manuel nos habla de su poesía, de su visión de la poesía emergente en Chile y de algunas otras cosas de interés. Quedan pues, como ya es costumbre, invitados a verla y comentarla:

[tube]http://www.youtube.com/watch?v=NmSjYospZpI[/tube]

«es el lector quien está sucio»

para cuando termine de leer
este poema mis poemas
serán la carroña
que exhala su último respiro

la carne del poema
será otro polvo acumulado
sobre estos muebles
espantosos que es como decir
el espanto tallará
esos muebles como abiertos
cuerpos para un cuerpo para

entonces esta
forma inerte
y espléndida
de vida habrá
sido reempla-
zada por mi voz

el peso del polvo será tan grave
que mis ojos apenas podrán
sostenerlo
y serán necesarios tres o más
lectores para justificar
los espacios muertos de este
poema

(de Aguarrás)

Deja un comentario

Ir arriba